estilo biere de garde

Receta para elaborar una cerveza estilo Bière de Garde

La receta para elaborar una cerveza estilo Bière de Garde, ha sido la última elaboración cervecera que realicé.

Ahora toca esperar a que pase un poco las altas temperaturas veraniegas para retomar, no le sientan nada bien a la fermentación. ¡Hay que ser paciente!

El estilo Biére de Garde es una receta sencilla y con buenos resultados. Cuando la probé, me resultó tremendamente agradable, tiene ese toque maltoso y con bajo amargor característicos de este estilo de cerveza. Es una cerveza bastante golosa y os recomiendo su elaboración, seréis bien compensados con una exquisita cerveza.

Receta Bière de Garde

Receta para elaborar una cerveza estilo Bière de Garde para unos 20 litros aproximadamente, las características esperadas son:

  • Color: 19-22 EBC
  • Amargor: 27-30 IBUs
  • Densidad Original: 1076
  • Densidad Final: 1015
  • Alcohol: 8,2%

Ingredientes:

  • 4,5 kg de malta Pale Ale,
  • 500 gr de malta Vienna,
  • 500 gr de malta Amber,
  • 500 gr de malta Munich,
  • 300 gr de malta Trigo,
  • 20 gr de lúpulo Brewers Gold,
  • 10 gr de lúpulo Magnum,
  • 15 gr de lúpulo Triskel,
  • 5 gr de irish moss,
  • Levadura en polvo T-58.

Macerado:

El agua necesaria para el macerado son 15,75 litros para el empaste. Unos 16 litros de agua a 78º C para el lavado; en la olla de cocción debería quedar unos 25 litros aproximadamente.

La maceración se realiza a 65ºC durante 75 minutos y una final a 78ºC durante 15 minutos.

Cocción:

El tiempo de cocción desde que comienza a hervir el mosto es de 60 minutos.

Seguiremos los siguientes pasos:

  • Añadir 20 gr de lúpulo Brewers Gold al principio de la ebullición,
  • Añadir 10 gr de lúpulo Magnum al principio de la ebullición,
  • Añadir 5 gr de irish moss a falta de 15 minutos para el apagado,
  • Añadir 15 gr de lúpulo Triskel 10 minutos antes de finalizar la cocción,

Fermentación:

Una vez apagado el fuego, se debe proceder al enfriamiento rápido del mosto para evitar contaminaciones indeseadas. Tras el enfriamiento añadiremos el sobre de levadura.

La temperatura óptima para la fermentación es de 18º – 25º.

Dejaremos fermentar al menos durante una semana, si bien recomiendo dejarlo más tiempo que permite a la levadura realizar su trabajo sin estrés. No pasa nada si dejamos una primera fermentación de 10 a 14 días, no siempre se dan las condiciones óptimas para que la levadura pueda desempeñar plenamente su trabajo. Si bien siempre queda ir realizando comprobaciones con la probeta para medir la densidad y así verificar que ha finalizado la fermentación.

Carbonatación:

Añadiremos dextrosa para una segunda fermentación en botella a razón de 3 gr/litro. Si vamos a utilizar botellas de 1/3, la cantidad sería de 1 gr por botella.

Dejaremos madurar en botella de 2 a 3 semanas, si bien recomiendo igualmente una maduración mínima de un mes, los resultados serán mejores. Ya se que tenemos ganas de probar nuestra cerveza, pero hay que ser paciente y dejar su tiempo, será muy gratificante los resultados finales.

Deja un comentario